Se le cayó la jubilación en un negocio de Martín Coronado y esto fue lo que sucedió.

23/07/2020 05:32:25 p.m.
Leido: 312
compartir

En un momento donde a nivel mundial los paradigmas imperantes se caen a pedazos por sus propias mentiras y engaños, la gente "común" en ocasiones se siente frustrada, y expresan su sensación de que todo "está perdido". Pero es así? Mira lo que sucedió en un negocio de Martín Coronado.


No es verdad que ya "no haya gente honrada" como muchos expresan en las redes sociales. Aunque pareciera que muy pocos eligen los valores mas excelsos, aún hay personas que ponemos en práctica la honradez. 


Sí, esto sucede también aquí en el planeta tierra!!


Con esta nota intento incentivar a que cada vez más personas elijan y promulguen la honradez. Que todos decidamos cumplir nuestra propia palabra y que procuremos ir mas allá de nuestros egos asegurándonos, cada uno, una Vida Digna desde la Ética y la Integridad

Hoy les voy a trasmitir algo que sucedió ayer en un comercio de Martín Coronado y que comprueba que aún hay gente que elige la honradez. Les transcribo el escrito de Roberto, un vecino de Martín Coronado:


"Vivo en un barrio del Buenos Aires llamado Martín Coronado, un barrio un tanto olvidado por los gobernantes, no tiene bancos ni cajeros automáticas y un servicio de correo bastante limitado, pero se caracteriaza por el corazón de su gente y la honradez de sus comerciantes. Prueba de ello es Gustavo el dueño de la tienda G71 de San Lorenzo 1839 de esta localidad. Es el que está en la foto de esta publicación. Les cuento un poquito: Ayer volví del Banco de cobrar mi jubilación que aunque aporté toda mi vida, los aportes nunca aparecieron y me jubilé con lamínima. La cosa es que viniendo del Banco pasé a comprar un pendrive y saqué todo el dinero el cual después de pagar lo guarde en mi bolsillo sin ponerlo en la billetera. Luego fui a una tienda para comprar una prenda que necesitaba, saqué mi billetera para pagar y no tenía el dinero. 

Deje la prenda y volví sobre mis pasos para ver si se me había caído y no lo encontré. Un poco frustrado regrese a la tienda pero ya había cerrado, anoté un número de whatsapp y regresando a casa mandé un mensaje a Gustavo.

La intención era explicarle que no podia retirar la prenda porque había perdido el dinero, pero inmediatamente me mando un audio diciéndome: No se haga problema su dinero estaba en el piso delante del mostrador, mi esposa vino u lo encontró, así que lo tengo en la tienda, cuando quiera pase a buscarlo. 

Cuando fui no sólo lo tenía, lo había ordenado por denominación y me lo entregó sin que faltara ni un peso. 

Creo que acciones como esta deben ser contadas, ya que no debería ser sorpresa encontra a un persona honrada, pero lamentablemente en estos tiempos que vivimos es difícil hallarla. Por esto: Simplemente GRACIAS GUSTAVO. Que Dios lo bendiga.!"


La transcripción es literal pero las negritas las puse yo para ayudar a una rápida lectura.

Notero: Martín Favio
Fuente: C. Comerciantes Martín Coronado

compartir
6
5,0
 Califique la Noticia

Envie su comentario

Codigo de imagenes - Pongase en contacto con webmaster si tiene problemas para ver esta imagen codigo
Nuevo Codigo

Comentarios

Noticias Similares

Tu Comercio Tus Beneficios Tus News Tu Mascota
Ingresa tus Datos
Email Clave